TERAPIA COGNITIVO-CONDUCTUAL

La Terapia Cognitivo Conductual es una de las terapias más importantes de la psicología aplicada, ya que permite abordar problemáticas muy diversas aplicando técnicas que cuentan con aval científico.

Esta terapia se basa en la relación entre pensamientos, emociones, sensaciones físicas y comportamientos. Todas estas áreas están interconectadas y ejercen influencia entre ellas.

Es una forma de intervención psicológica, pero se puede aplicar en muchos ámbitos y para diferentes problemáticas. Se ha demostrado que la terapia cognitivo-conductual es útil tratando los siguientes trastornos psicológicos: trastornos de ansiedad, trastornos depresivos, trastornos afectivos, fobias, trastornos de la conducta alimentaria, TOCS, trastornos de estrés postraumático, trastornos sexuales…

Además, también es útil para personas sin un diagnóstico de salud mental, pues ayuda a gestionar mejor las situaciones estresantes de la vida, como podrían ser: crisis vitales, problemas de pareja, malestar emocional, dificultades escolares/laborales o falta de habilidades sociales.

TERAPIA RACIONAL EMOTIVA

La Terapia Racional Emotiva Conductual es una forma de psicología terapéutica dentro de las terapias cognitivas conductuales.

Se trata de utilizar la razón y la racionalidad para reconocer los procesos cognitivos autodestructivos y aprender a sintonizar con una emoción más apropiada.

La TREC es una terapia activa y sobre todo práctica. Una de las ideas que más la identifican es que «no son los acontecimientos los que nos perturban, sino la interpretación que hacemos».

Es una estrategia cuyo objetivo es conseguir una filosofía vital más racional y adaptada que consigamos unos mayores niveles de bienestar y felicidad en nuestra vida. Como es obvio, tiene un impacto muy positivo en todas las áreas de la vida del paciente ya que permite trabajar y resolver los problemas emocionales de una manera breve y eficaz.

La Terapia Racional Emotiva se suele utilizar con éxito cuando se trata de trastornos como depresión o neurosis.

TERAPIA INTEGRAL DE PAREJA

La terapia integral de pareja se basa en la idea de que las diferencias entre los miembros de la pareja no tienen por qué ser obstáculos en la relación. El aceptar al otro será un paso importante durante la terapia, que se conseguirá cuando la persona deje de luchar por cambiar a la otra persona o por conseguir que sea como ella desea.

La Terapia Integral de Pareja, además, considera importante visualizar los conflictos de la relación como posibilidades para fomentar la intimidad entre la pareja. Como uno de los elementos centrales de la Terapia Integral de Pareja encontramos los reforzadores naturales de la pareja, es decir, aquellas cosas o aspectos de la propia relación que producen bienestar y placer en la pareja.

Esta terapia combina técnicas de la terapia cognitiva con nuevas estrategias para fomentar la aceptación, ayudando a tener un mayor conocimiento de las emociones propias y del otro. Cuando existe mayor aceptación, las personas están más dispuestas a realizar cambios para mejorar, adaptarse al otro, comunicarse de una manera más clara y solucionar los conflictos.


ATENCIÓN PLENA - MINDFULNESS

El mindfulness es una técnica de relajación que te ayuda a tener una actitud más distendida ante la vida. Es una herramienta que puedes usar en cualquier situación y en cualquier momento del día.

A pesar de no tener traducción directa al castellano, podemos entender el significado del término mindfulness como la ‘atención o conciencia plena’. Y es que en eso consiste esta técnica, en centrarnos en el momento presente de tal forma que no valoremos lo que se percibe o se siente, sino que aceptemos nuestras emociones tal cual nos nacen, sin controlarlas o evitarlas, eliminando así la frustración o ansiedad que puede producirnos el hecho de enfrentarnos a una situación que, aunque lo intentemos, no podemos cambiar.

Algunos de los beneficios del mindfulness son: Reduce el estrés, mejora el rendimiento académico, previene enfermedades mentales, favorece el control del dolor y las emociones, reduce el riesgo de depresión, ayuda a conciliar el sueño.


© 2020 Sara Herrera Bayona. Todos los deseños reservados | Diseño por W3layouts